BONVALLET EXPULSADO EN FINAL DE COPA AMERICA 1979

Por Marco Quezada

Son pocas, muy pocas, las finales de Copa América que la Selección Chilena ha disputado. Por ello siempre vale la pena recordar algunas de ellas, sobre todo en los tiempos actuales en que goza­mos de una bonanza nunca antes experimentada.

La final de 1979, primera disputada por un selec­cionado criollo, tiene varios hechos memorables. La derrota 3-0 en el Defensores del Chaco sin la presencia de “Don” Elías, expulsado por primera y única vez en su carrera en el partido de vuelta de semifinales ante Perú. El tempranero gol de Carlos Rivas en un Nacional repleto, para empatar la serie y estirar la esperanza de un partido definito­rio en terreno neutral, luego de un rebote que da el “Gato” Fernández ante un disparo rasante de Eduardo Bonvallet desde la entrada del área.

Pero tal vez el hecho más curioso fue la confusa expulsión del 14 de esa “Roja”. Corría el minuto 16 del primer tiempo, y con Chile en ventaja Bonvallet lucía todo su repertorio: manejaba y distribuía la pelota con criterio, sorteaba rivales pero también los corría del modo que siempre exigió en sus comentarios. Un incansable. Fue en una de esas jugadas que se generó todo. Chile volcado en ataque y Carlos Rivas pierde el balón en mitad de cancha, éste que es controlado por Eugenio Morel, el goleador paraguayo que a la postre sería tam­bién el del certamen, junto a Jorge Peredo. Morel entonces enfila hacia el arco, pero Bonvallet ya lo marca desde atrás. El chileno gana la posición, pero cae ante un leve empujón del guaraní que lo pilla mal parado. Como es de esperar, Eduar­do Guillermo traba la pelota desde el suelo y la recupera. Se pita foul favorable Roja y el 14 se para rápidamente a encarar a Morel y luego darse media vuelta y continuar el juego. Nada del otro mundo. Una situación mínimamente confusa que agrandó un extrañamente descriteriado Ramón Barreto, el referí uruguayo que, con movimientos exaltados, lle­gó a descontrolar algo que ya estaba controlado. En fin. Entraron los carabineros a la cancha. Bonvallet y Morel expulsados. Paraguay perdía a su goleador para el partido final. Chile a su barómetro en el me­diocampo. Y el resto ya es historia conocida. 0-0 en el Amalfitani de Buenos Aires, y campeón Paraguay por diferencia de goles.

By | 2017-04-21T12:08:50+00:00 Abril 21st, 2017|Nueva Edición|0 Comments

Leave A Comment