¿CUÁNTOS AÑOS TIENE LA “U”?

Por Gustavo Villafranca Cobelli*

 “El Club Deportivo de la Universidad de Chile no se puede desprender del Internado F.C. Son muchos eslabones de una misma cadena” (Dr. Eduardo Herrera Celis)

A mediados de noviembre pasado se convocó en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile al “Congreso de Historia de la U”, donde se abordó desde el período de la génesis del Club, hasta nuestros días. Uno de los temas que generó particular interés entre la concurrencia fueron los antecedentes previos a la formación del Club Universidad de Chile, y en particular a la efeméride que actualmente celebra Azul Azul: el 24 de mayo de 1927.

La brillante exposición realizada en el Congreso por el investigador Sebastián Núñez y el ex vicepresidente del Club Deportivo, Patricio Scaff, deja muchas interrogantes sobre esta fecha. Así, la resolución sobre la efeméride se trató seriamente en distintos Consejos durante los años sesenta y, por décadas, fueron otras las fechas de aniversario de Universidad de Chile. Asimismo, los investigadores demostraron que el 24 de mayo de 1927 carece de gran trascendencia en relación a otros hitos de la historia del Club.

Consultado Azul Azul sobre si recibieron algún documento de la Casa de Estudios o de la Corfuch, respecto a la efeméride del Club, al momento de tomar el control de la “U”, no hubo respuesta. Ese silencio podría interpretarse como una señal de que el 24 de mayo de 1927 no tiene un registro oficial y fue elegida arbitrariamente por la S.A., ignorando que la fecha de inscripción oficial de la “U” en la ANFP es el 29 de octubre de 1928. Por otro lado, no se tomó en cuenta que la “Revista de la U” celebraba el 25 de marzo de 1911 y que la directiva de René Orozco –tras investigación previa de Raúl Farfán– conmemoró ruidosamente los 85 años del Club el año 2004  en Casa Piedra (entendiendo que había sido fundado el 1º de abril 1919). De más está decir que ninguna de estas tres fechas guarda relación con la efeméride actual.

¿Qué habrá motivado a la concesionaria del Club a elegir arbitrariamente el 24 de mayo de 1927?  Una primera versión al respecto se puede encontrar el año 2010: “¿Te das cuenta que la U nunca celebra su aniversario? Para Azul Azul, la fecha exacta del nacimiento (y la más aceptada) es el 24 de mayo de 1927” [1] [2]. En todo caso, es para el 2012 –justo el día en que la “U” y Libertad luchaban por un cupo a semifinales de la Libertadores– que la empresa controladora de la “U” comienza a hacer algo que jamás había sucedido hasta entonces: celebrar el 24 de mayo como el día del nacimiento del Club Universidad de Chile.

La elección del 24, sin embargo, parece no haber sido elegida por razones históricas, pues el 25 de mayo de 2007 es la fecha en que la Sociedad Anónima toma el control del Club, lo cual cada año, religiosamente, conmemoran los hinchas del equipo con una velatón. Este simbólico acto pasa desapercibido para la gran masa de seguidores del equipo y los medios de comunicación, quienes están mucho más preocupados y expectantes de los actos de celebración del 24 que de otro hito asociado a la “U”, para lo cual juegan un rol clave las plataformas comunicacionales de la S.A., que tienen llegada directa a cerca de un millón y medio de hinchas. ¿Instrumentalizó Azul Azul el 24 de mayo de 1927 como la efeméride de la “U” para opacar la conmemoración que los hinchas hacen de la pérdida del Club a manos de la Sociedad Anónima?

¿Qué pasó el 24 de mayo de 1927? Aquel día, en los antiguos salones de El Diario Ilustrado, ubicado en la intersección de las calles Morandé con Moneda, se realizaría una asamblea que aprobó la fusión del Internado Fútbol Club, el Club Atlético Universitario y el Club Náutico Universitario, con el respaldo de la Federación Universitaria de Deportes (FUD). En ese hito se basa Azul Azul para poner tal fecha como el nacimiento oficial de la “U”, a pesar de que hay una serie de próceres, hechos anteriores a su concreción y diferentes teorías respecto a si su validez corresponde al nacimiento del hoy popular equipo universitario.

La investigación en los años 60`

El 2 de octubre de 1964 el Honorable Consejo del Club Deportivo de la Universidad de Chile encomendó al doctor Eduardo Herrera Celis a investigar la fecha de fundación del Club, pues hasta entonces no existía una celebración de aniversario oficial sobre su fundación. Esto debido al incendio en la secretaría del Club Universitario en la calle Huérfanos, que destruyó sus actas, y porque la Asociación de Fútbol de Santiago vendió todos los archivos de la época, que llenaban dos oficinas, como papel usado.

La investigación de Herrera Celis fue presentada el 19 de julio de 1968 al Club y publicada en un libro recién el año 1986 con el nombre “Historia y Efemérides del Internado F.C. y de la “U”, donde señala en su capítulo 1º que el “24 de mayo de 1927 es la fecha en la cual el Internado Fútbol Club, fundador del fútbol universitario, cambió su nombre por Club Universitario de Deportes[3]”. Y en 1934, se denominaría finalmente Universidad de Chile tras un decreto del rector Juvenal Hernández.

Anteriormente, en una sesión celebrada al día anterior de la presentación de la investigación de Herrera Celis, el Honorable Consejo del Club Deportivo de la Universidad de Chile había acotado la resolución de la efeméride a 4 fechas: 25 de marzo 1911 (fundación del Internado F.C. –Universitario–), 2 de mayo 1927 (cambio de nombre del Internado a “Internado Fusionado Universitario de Deportes”), 1º de abril 1919 (fundación de la Federación Universitaria de Deportes) y 29 de octubre 1928 (inscripción legal de los estatutos). Por 10 votos a favor y 5 en contra, se resolvió como fecha de fundación el 1º de abril de 1919, aunque especificando que esa fecha es válida para el Club Deportivo, pero no necesariamente para la entonces llamada Rama de Fútbol. Entonces, la investigación encomendada a Herrera Celis, ni siquiera considera como opción los hechos del 24 de mayo de 1927.

25 de Marzo de 1911: El Internado F.C.

El 19 de junio de 1895 se creó en Valparaíso la Foot-ball Association of Chile, lo que incentivaría al rector del Instituto Nacional de Santiago a formar el primer equipo escolar del país: Instituto Nacional Foot-ball Club. En 1902, después de separarse de la sección de alumnos internos del Instituto Nacional, se forma el Internado Nacional Barros Arana (INBA). Y el 20 de mayo de aquel año, se crea el Internado Football Club.

Para el verano de 1908, Internado ya era el ganador de la Copa Municipal y la Copa Inter-escolar, luego de participar 2 años en este tipo de competencias interescolares, por contar sólo con equipo escolar –infantil y juvenil–.  Y entre 1905 y 1910, el Internado compite en la Asociación Arturo Prat, obteniendo dos títulos en el torneo donde jugaban distintas instituciones educacionales de Santiago.

Los ex alumnos del INBA y por entonces ya en su mayoría estudiantes de medicina de la Universidad de Chile, estaban decididos a seguir jugando e ingresar a la Asociación de Football de Santiago (AFS). El 25 de marzo de 1911, el arquero Carlos Fanta, presidente del Club Escolar, obtendría el apoyo del rector del Barros Arana, Eduardo Lamas, para crear la sección universitaria del Internado, con lo que continuó la rama escolar participando en la Asociación Arturo Prat con sus series menores, mientras el nuevo club quedaría años más tarde desvinculado del INBA. El rector Lamas dejó registrado el hecho en sus documentos personales con aquella fecha.[4]

La Nación, en su edición del domingo 27 de abril de 1919, menciona que se acuerda reorganizar el Internado, “dejando establecido que la Institución no tendrá en lo sucesivo relación alguna con el Establecimiento cuyo nombre lleva”. Asimismo, “el Club se desliga de los equipos escolares e infantiles del Internado Barros Arana y se presentará con un solo cuadro en la Competencia de la Copa Chile”.

Desde su nacimiento en 1945 hasta el Nº 93 de febrero de 1953, la “Revista de la U” tuvo el 25 de marzo de 1911 –fundación del Internado F.C. Universitario– como el día oficial de la efemérides del Club Deportivo de la Universidad de Chile, entre la información corporativa que presentaba a sus lectores.

2 de Mayo de 1927: Fusión Internado F.C. y Federación Universitaria de Deportes

El equipo del Internado participaría sin interrupciones hasta 1926 de la AFS. Unos años antes ya había sido elegido como su presidente Arturo Flores Conejeros, quien se dedicaría a engrandecer las otras actividades deportivas del Club, tales como atletismo, tiro al blanco, tenis y boxeo. Flores fue reelegido por varios períodos consecutivos, lo que repercutiría en un equipo de fútbol cada vez más competitivo, que logra la Copa Chile al año siguiente utilizando exclusivamente a jugadores universitarios, los que eran parte de la Federación Universitaria de Deportes e integrantes de diversas selecciones universitarias, según consta en varios registros.[5]

En 1927, Arturo Flores Conejeros inicia las gestiones para incorporar el Internado a la Liga Central de Fútbol de Santiago (LCF), fundada gracias a la reunificación de las otras rectoras del fútbol chileno. La gran cantidad de equipos que iban a componer la LCF obligó a los clubes a fusionarse para robustecer su capacidad futbolística ante una posible eliminación al final de la temporada, lo que llevó a Flores a realizar gestiones para fusionar el Internado con Green Cross, idea que terminó siendo rechazada por este club, a pesar de que las tratativas estaban muy avanzadas. Esta situación generaba un escenario complejo para el Internado, pues de más de doscientos equipos iban a quedar sólo veinte en primera división, según se había aprobado en la Asamblea del 28 de enero, que establecía el 2 de mayo como último plazo para lograr la inscripción del Internado.

En una arriesgada apuesta, Arturo Flores Conejeros, junto con el jugador del Internado y presidente de la Federación Universitaria de Deportes –Marcial Baeza–, a última hora del 2 de mayo de 1927 lograron inscribir al Internado FC como “Internado Fusionado Universitario de Deportes”. El hecho que esta institución estuviera desde entonces ligada con otros clubes, con una cantidad alta de socios, hizo que su matrícula fuera bien vista y aceptada por la LCF.

Veintidós días más tarde de aquella inscripción, el 24 de mayo de 1927, los representantes de la Federación Universitaria de Deportes, del Club Atlético Universitario y del Club Náutico Universitario asistieron a la cuenta anual del Internado, dirigida por su presidente Arturo Flores Conejeros. El presidente del ahora llamado Internado Fusionado Universitario de Deportes comunicó la necesidad de fusionarse bajo el nombre de “Universitario” para poder cumplir con las exigencias de la Liga Central de Fútbol. “De inmediato, la atmósfera se rompió en espontáneas expresiones de apoyo, y luego de escuchar la posición de distintos socios, la junta general llega al acuerdo unánime de efectuar el cambio”, consignó El Mercurio en su edición del jueves 26.

Asimismo, diferentes medios de la época evaluaron la reunión del 24 de mayo como la oficialización de un cambio de nombre del Internado Universitario a Universitario de Deportes (CUD), más que la creación de un nuevo Club. Al respecto, Herrera-Celis concluyó en su investigación que en 1927 “no hubo fundación de club y por lo tanto no hay socios fundadores. ¿Por qué? Porque los dirigentes y los jugadores tanto del Internado como de la Federación Universitaria de Deportes son los mismos”.[6]

1º de abril 1919: Federación Universitaria de Deportes

La inquietud por el fútbol en la Casa de Bello comenzó varias décadas antes de 1927, teniendo sus antecedentes en el “Centro Deportivo Escuela de Medicina” –fundado el 21 de mayo de 1905–, el cual no sólo estaba constituido por practicantes de fútbol, sino que también de otros deportes, teniendo incluso un Centro Femenino. La Escuela de Medicina sería gran impulsora del deporte en la casa de estudios, y particularmente del fútbol, jugando el Campeonato Universitario contra las distintas Facultades y siendo gran dominador en las competencias universitarias, pues la mayoría de sus jugadores competían por el Internado.

Como una necesidad y cauce a la inquietud deportiva del estudiantado universitario, el 1º de abril de 1919 se funda la Federación Universitaria de Deportes (FUD). La organización tenía por finalidad organizar las manifestaciones deportivas de las distintas facultades a través de torneos internos, inter-facultades, competencias inter-universitarias o con clubes y/o asociaciones externas a la casa de estudio. Además, se caracterizaba por difundir la práctica del fútbol, tenis, boxeo, atletismo, tiro al blanco, béisbol y tenis de mesa entre la juventud universitaria, y de organizar periódicamente competencias.

En su edición del 3 de julio de 1925, la revista Los Sports publica una entrevista al presidente de la FUD, Marcial Baeza, quien critica el escaso interés de la universidad en el deporte: “Si en nuestros establecimientos deportivos no se desarrolla una actividad deportiva, ello no se debe a los estudiantes, el entusiasmo existe, pero se estrella él contra la valla insalvable de la indiferencia de las autoridades universitarias”. En la misma publicación, el presidente afirma que uno de sus principales objetivos es tener la “personalidad jurídica de la institución”. Y unos meses más tarde –el 16 de octubre–, en la misma publicación, Baeza se lamentaría por no haber concretado la gira de la FUD a Chillán y Concepción, al no estar el equipo bajo la tuición de la Federación de Fútbol, lo que sí tenía el Internado F.C.

29 de octubre 1928: Inscripción Legal Club Universitario de Deportes

1928 es un año de definiciones, partiendo por una entrevista que publica La Nación, el 16 de enero, a Arturo Flores Conejeros, quien señala que “el Internado ha pasado a ser la sección de fútbol del gran Club Universitario de Deportes”. En este contexto, el hito más importante ocurre el 29 de octubre de 1928, más de un año después de su fusión de hecho, en la notaría de Humberto Valenzuela Vargas, donde se da cuenta de su nacimiento legal, especificando en su artículo 1º: “Fúndase en Santiago de Chile una asociación con el nombre de Club Universitario de Deportes de Chile teniendo como domicilio la capital de la República”. Asimismo, en su artículo 2º señala: “El Club Universitario de Deportes es una institución de aficionados ajenos a cuestiones políticas o religiosas y cuyo fin es propender al estímulo y desarrollo de los deportes en general, al mismo tiempo destinada a fomentar el espíritu de confraternidad entre los universitarios”[7].

Los diez primeros socios del club Universitario de Deportes quedaron registrados en este orden: Arturo Flores Conejeros, Óscar Castro V., Santiago Rebolledo E., Luis Tisné Brousse, Carlos Lund E., Eduardo Salgado C., Óscar Palma S., Raúl Vera I., Roberto Martínez R. y Eugenio Ampuero V.

Finalmente, 8 de abril de 1934, siendo rector Juvenal Hernández, se produce una reestructuración interna impulsada por la Casa de Estudios que terminó por apropiarse del Club, que hasta entonces fue producto de las inquietudes estudiantiles, a través del Decreto Nº 72 que creaba el cargo de “Consejero de Deportes”, siendo designado un representante de la universidad dentro del CUD, ante el rector y los distintos funcionarios, con lo cual el “Club Universitario de Deportes de Chile” se convierte en la Universidad de Chile que hoy conocemos. Este Decreto, a su vez, estableció que todos los alumnos de la universidad pasaban a ser automáticamente socios del club universitario y designó un Directorio Nacional encabezado por el mismo Arturo Flores Conejeros.

¿Cuál es entonces la fecha de aniversario de la “U”?

Azul Azul no hace justicia con la historia al imponer antojadizamente el 24 de mayo de 1927 para la celebración de la efeméride de Universidad de Chile y provoca una falta de respeto a la memoria de los próceres del Club –Carlos Fanta, Arturo Flores Conejeros, Marcial Baeza y Juvenal Hernández– al instrumentalizar una fecha, que si bien tiene relevancia, jamás ha sido considerada por los investigadores entre las opciones dentro de la discusión sobre la fundación.

La discusión sobre la efeméride del Club Universidad de Chile es una materia que deben revisar las autoridades de la Casa de Estudios y de Azul Azul seriamente. Para lo anterior, es fundamental convocar a historiadores e investigadores idóneos que levanten la información. Si bien existe una fecha (1º de abril de 1919) que sancionó el Honorable Consejo en 1968, aquella efeméride es aplicable al Club Deportivo (que se extinguió en 1984). El escenario actual –la “U” es hoy sólo un club de fútbol– es una oportunidad para volver a debatir respecto a cuál es la fecha que debemos conmemorar y realizar una publicación documentada que resuelva el entuerto. Mientras, no queda otra opción que reflotar la frase del gran Ulises Ramos –campeón como jugador en 1940 y técnico en 1969– quien decía: “¿No ve que la U tiene nombre de mujer y por eso uno no le puede saber la edad?”.[8]

 

* Periodista, Magister en Comunicación Estratégica. Autor del libro Peregrinaje a El Salvador (Edición Digital, 2014), y fundador de la página www.uestadisticas.cl.

 

[1] “Ser un Romántico Viajero. La U camino a un sueño”:  http://udechiledeporteschunchito.edicypages.com/historia-de-la-u/aniversario-de-la-u-de-chile. Consultado el 16 de Noviembre de 2016.

[2] El libro “Los Azules” de 1992 sostiene que la efeméride del Club es el 24 de mayo de 1927. Sin embargo, esta publicación carece de fuentes y concluye esa fecha tras inferir lo publicado por El Mercurio dos días más tarde.

[3] Herrera Celis, 1986, “Historia y efemérides del Internado F.C. y de la U”, pp. 25.

[4] Esta es la historia oficial. Historia de una pasión azul (La Nación) 1: 4–6. 1994-1995.

[5] Herrera Celis, 1986, “Historia y efemérides del Internado F.C. y de la U”, pp. 86.

[6] Herrera Celis, 1986, “Historia y efemérides del Internado F.C. y de la U”, pp. 68.

[7] fororefugioazul.cl (ed.). « 10 recuerdos históricos en el aniversario 88 de Universidad de Chile». Consultado el 15 de febrero de 2016.

[8] La Tercera, 19 de Diciembre de 1994.

By | 2017-04-06T08:54:56+00:00 Febrero 13th, 2017|Edición Anterior|0 Comments

Leave A Comment