SEYMOUR LIBERTADOR

Por Juan Manuel Silva

No concibo el fútbol sin una anécdota, sin ese alfiler en el plumavit de la memoria que punza cuando intentamos devolver las imágenes de manera consciente a un momento emblemático. Por ejemplo, el 17 de marzo del año 2010, a pocos días del terremoto que me pilló en mi casa, durmiendo, y que me despertó con una biblioteca cayéndome encima.

El día del cual quiero hablarles cayó miércoles. Trabajaba de temporero en correcciones de pruebas en la Universidad Alberto Hurtado la jornada de la tarde, y luego de salir jugaba la U contra Flamengo, la tercera fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores del año 2010. No es un partido especial ni particularmente heroico, pero lo recuerdo con mucho cariño, pues fue una de las últimas veces en las que vimos junto a Nicolás Cornejo y Jorge Moreno (exeditor y editor de La Calabaza del Diablo) un partido del equipo laico. El encuentro se abre con un gol de cabeza de Edu Vargas y recién al principio del segundo tiempo Flamengo logra empatarlo.

Como todo relato feliz, Felipe Seymour, gracias a una asociación inteligente entre Montillo y Puch, quien luego de una finta le cede la pelota al mediocampista, es el que le mete un chimbazo que pasa raudo bajo los brazos del arquero Bruno, al minuto 54. El gol fue importante porque había que sumar en casa y porque esa campaña llegaríamos a la semifinal con Chivas, en una de las derrotas que más me ha dolido.

De todas maneras, y como he dicho en otras ocasiones, no me interesa mucho si la U gana o pierde, disfruto viéndola como lo hago cuando leo poesía, casi sin razones. Lo que me gusta y me sigue gustando de ese gol, es que lo vi con dos de mis mejores amigos, quienes hicieron que entendiera el sentido de ser hincha de la U (junto a Leo Villarroel y su padre) y que al final el fútbol propicia momentos de comunión verdadera, como el que vivimos esa noche de marzo, en la Fuente Holandesa de la calle Brasil, tomando cerveza y conversando sobre literatura.

By | 2017-04-06T08:58:17+00:00 Abril 6th, 2017|Nueva Edición|0 Comments

Leave A Comment