Tercera Edición 2016-12-28T14:51:50+00:00
[vc_row full_width=”” parallax=”” parallax_image=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” anchor=”” in_content_menu=”” content_menu_title=”” text_align=”left” video=”” video_overlay=”” video_overlay_image=”” video_webm=”” video_mp4=”” video_ogv=”” video_image=”” background_image=”” background_image_as_pattern=”without_pattern” section_height=”” parallax_speed=”” background_color=”” border_color=”” side_padding=”” padding_top=”” padding_bottom=”” color=”” hover_color=”” more_button_label=”” less_button_label=”” button_position=”” css_animation=”” transition_delay=””][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]LA COPA AMÉRICA, el torneo de fútbol más antiguo del mundo, como nos ha enseñado hasta el hartazgo el bombardeo publicitario, regresa a Chile devolviéndonos esa añoranza de los tiernos 90’s.

Nos preparamos para recibir a un puñado de los mejores jugadores del mundo, que mostrarán su talento en nuestros estadios arreglados (maquillados, más bien) a la rápida y a medias. Con bastante menos expectativas, nos preparamos también para recibir a los orondos dirigentes de la FIFA y CONMEBOL que, tambaleando todavía por los cachetazos de la investigación que desde Suiza y Estados Unidos ha comenzado a revelar lo que ya todos sabían, aprovecharán la justa continental para ahogar sus penas en alcohol del bueno y echar bocanadas de humo de los habanos que consumirán en los elegantes prostíbulos de Vitacura, donde se transan los encantos de muchachas traídas de los más exuberantes rincones de nuestro continente.

Nuestras pantallas, avenidas y estadios serán testigos del verdadero Mundial, donde el talento sobra, donde nacen los “carasucia” mencionados por Galeano. Se llena el país de expectativa y las marcas “oficiales” machacan con la posibilidad de que Chile deje el oprobio que comparte con Venezuela y Ecuador, y, por fin, levante la Copa más añeja del planeta.

Oiremos inspirados discursos sobre el espíritu fundacional de este torneo, la unidad de los pueblos americanos, los sueños de Bolívar y San Martín, todo con el gentil auspicio de marcas multinacionales siempre sospechadas, pero solo recientemente apuntadas por alentar la corrupción merced a esos verdes billetes que no saben de devaluaciones periódicas ni crisis democráticas.

Y, pese a todo, ahí estaremos. Porque amamos este juego y no nos damos por vencidos. Porque siempre supimos que en la periferia de la belleza del fútbol está la humildad de nuestras canchas, nuestras galerías, nuestros “carasucias”. Porque toda la mierda que sigue saliendo a flote no nos espantó lo suficiente como para olvidar que este, el fútbol, es el único medio que tenemos para escapar y volver a sentirnos niños, al menos por 90 minutos. Salud por eso.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”32px”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_raw_html]

JTNDaW1nJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5kZWNhYmV6YS5jbCUyRndvcmRwcmVzcyUyRndwLWNvbnRlbnQlMkZ1cGxvYWRzJTJGMjAxNSUyRjA5JTJGRURJQ0lPTi0zLmpwZyUyMiUyRiUzRQ==

[/vc_raw_html][vc_btn title=”Ver” style=”classic” shape=”square” color=”juicy-pink” size=”xs” align=”left” i_align=”left” i_type=”fontawesome” i_icon_fontawesome=”fa fa-adjust” i_icon_openiconic=”vc-oi vc-oi-dial” i_icon_typicons=”typcn typcn-adjust-brightness” i_icon_entypo=”entypo-icon entypo-icon-note” i_icon_linecons=”vc_li vc_li-heart” link=”url:http%3A%2F%2Fissuu.com%2Fdecabeza8%2Fdocs%2Fde_cabeza_especial_copa_america_||” button_block=”” add_icon=”” i_icon_pixelicons=”vc_pixel_icon vc_pixel_icon-alert”][vc_empty_space height=”32px”][vc_empty_space height=”32px”][/vc_column][/vc_row]